BS EN 1125 – Dispositivos para salidas antipánico

writeCache 10/4e/1b/bf/32/b3/page-content-520557-4e1bbf32b3938f883248755029942545.cache :: 2024-05-15 12:45:59 -- 21.05.24 09:02:20 : keine gültige Cachedatei gefunden

Es deseable que las puertas de las salidas al exterior de edificios públicos, lugares de ocio, tiendas, etc., cuenten con dispositivos antipánico accionados por una barra horizontal o barra de presión. En los productos cubiertos por esta normativa se hace más hincapié sobre la seguridad de la salida que sobre la protección que pueda ofrecer la puerta.

El principal propósito de los requisitos de rendimiento de esta normativa es el de proporcionar una vía de evacuación segura y efectiva a través de una puerta con mínimo esfuerzo y sin conocimiento previo del dispositivo; esto es, para puertas cerradas en vías de evacuación donde puedan preverse situaciones de pánico.

La normativa BS EN 1125 se aplica al tipo A (dispositivos antipánico en barras de empuje) y al tipo B (dispositivos antipánico en barras de presión). La normativa BS EN 1125 clasifica los dispositivos de salidas antipánico mediante un sistema de codificación de 10 dígitos, en el que cada uno de ellos se refiere a una característica concreta del producto medida frente a los requisitos de rendimiento estándar.

Dígito 1: categoría de uso

Solo se identifica una categoría:
Clase 3: alta frecuencia de utilización por el público o por personas poco cuidadosas.

Dígito 2: durabilidad

Se identifican dos categorías:
Clase 6: 100.000 ciclos
Clase 7: 200.000 ciclos

Dígito 3: peso de puerta de ensayo

Se identifican tres categorías:
Clase 5: hasta 100 kg
Clase 6: hasta 200 kg
Clase 7: más de 200 kg

Dígito 4: aptitud para el uso en puertas cortafuego

Se identifican tres categorías:
Clase 0: no adecuado para su uso en montajes de puertas cortafuego
Clase A: adecuado para su uso en montajes de puertas estancas al humo
Clase B: adecuado para uso en montajes de puertas cortafuego/estancas al humo basados en una prueba de conformidad con EN 1634-1.

Dígito 5: seguridad de personas

Todos los dispositivos para salidas de emergencia y antipánico tienen una función de seguridad crítica, por lo que solo se identifica la clase superior 1.

Dígito 6: resistencia a la corrosión

Se identifican dos clases de resistencia a la corrosión de conformidad con EN 1670:
Clase 3: resistencia elevada
Clase 4: resistencia muy elevada

Dígito 7: protección

Solo se identifica una categoría de protección (clase 2). Los dispositivos antipánico están diseñados principalmente para el accionamiento de una puerta desde el interior. Las consideraciones de seguridad por salir fácilmente prevalecerán siempre sobre las de protección.

Dígito 8: proyección del dispositivo

Se definen dos clases:
Clase 1: proyección de hasta 150 mm (proyección larga)
Clase 2: proyección de hasta 100 mm (proyección estándar)

Digit 9: tipo de dispositivo

Se definen dos categorías:
Tipo A: accionamiento por barra de empuje
Tipo B: accionamiento por barra de presión

Dígito 10: aplicación

Se definen tres categorías:
Categoría A: puerta de una/dos hojas, hoja activa o inactiva
Categoría B: puerta de una hoja sólo
Categoría C: puerta de dos hojas, hoja inactiva sólo

Otros asuntos

Conviene usar un dispositivo antipánico de clase 2 (proyección pequeña) en situaciones donde la anchura de la vía de evacuación esté limitada o donde no sea posible abrir las puertas más de 90º. Deben instalarse barras de presión y de empuje de dispositivos antipánico para proporcionar la máxima longitud efectiva sin que, en ningún caso, sean inferiores al 60% de la anchura de hoja de puerta.

Fuente: Door and Hardware Federation (DHF) Best Practise guide – dispositivos antipánico y para salidas de emergencia según BS EN 1125:2008 y BS EN 179:2008

endCache 10/4e/1b/bf/32/b3/page-content-520557-4e1bbf32b3938f883248755029942545.cache