Cierrapuertas

Los controles para puertas ARRONE han sido diseñados y construidos teniendo en cuenta la durabilidad y el rendimiento. Han sido fabricados para cumplir con los estándares de calidad y rendimiento pertinentes. Existen controles para puertas ARRONE que se adaptan a una amplia variedad de tipos de puertas. Además de los cierrapuertas tradicionales, la gama ARRONE también incluye cierrapuertas ocultos y cierrapuertas embutidos en el suelo.
ARRONE – The complete range.
readCache 10/c7/69/f5/1c/18/page-content-129317-c769f51c18b4ccda4272c0ecdee6c67c.cache :: Cachedatei: 2024-02-29 08:35:35 -- 16.07.24 09:05:14 | Seite geändert: 2024-02-29 08:35:35 -- 29.02.24 09:35:35 | gültige Cachedatei gefunden

Cierrapuertas

Los dispositivos de control para puertas se utilizan para garantizar que se cumplan los requisitos de seguridad, contra incendios y accesibilidad en todo el edificio.

La gama ARRONE cubre una amplia gama de fuerzas, lo que ayuda a los prescriptores a cumplir los requisitos de los edificios públicos y comerciales, así como de los edificios de mayor riesgo.

Diseñados y fabricados para ofrecer productos de calidad tanto para proyectos de nueva construcción como de renovación, los controles para puertas ARRONE incluyen:

Los cierrapuertas superiores permiten elegir entre las opciones de caja o cubierta estilizada en plata o acero inoxidable mate (SSS) y otros acabados para combinar con los herrajes para puertas ARRONE.

Cierrapuertas aéreos

Un cierrapuertas aéreo es un cierrapuertas montado en superficie, instalado en la parte superior de una puerta y pueden tener guía deslizante o brazo de tijera. También pueden clasificarse en función del mecanismo de cierre, en cierrapuertas de piñón y cremallera o cierrapuertas con mecanismo de leva.

Los cierrapuertas de piñón y cremallera son los más económicos y los más utilizados en el mercado.

El ajuste de la fuerza se puede realizar mediante la posición de montaje o ajustando el muelle mediante un sistema hidráulico para controlar la velocidad de cierre de la puerta. Dependiendo de la categoría de uso de los cierrapuertas, pueden cerrar una puerta en un rango de 105 grados a 180 grados de apertura.

Los cierrapuertas que ofrecen un ángulo de apertura de 180 grados son especialmente adecuados para aplicacar en puertas en las que maximizar la anchura de paso libre es un requisito clave, como los pasillos de los hospitales.

Cierrapuertas ocultos

Los cierrapuertas no son visibles, se instalan de manera que no quedan a la vista, por lo que son ideales para combinarlos con puertas en las que prima la estética.

En caso de buscar una opción más discreta, estos cierrapuertas son más atractivos estéticamente que los cierrapuertas aéreos, ya que se instalan embutidos dentro de la hoja o del marco de la puerta en lugar de montarse en superficie.

Este tipo de cierre también ayuda a reducir el riesgo de vandalismo o rotura accidental, manteniendo el cierrapuertas en buen estado de funcionamiento.

Cierrapuerta de leva

Los cierrapuertas de leva ofrecen una menor resistencia, lo que facilita la apertura de la puerta a las personas menos capacitadas físicamente, a la par que mantienen la potencia correcta para garantizar que la puerta se cierre correctamente. Lo cual es fundamental para mantener la integridad de las puertas en caso de incendio.

Esta opción, que está diseñada para su uso con brazo deslizante y guía, puede ser estéticamente más agradable que las opciones de brazo de tijera. Otra ventaja es que, al haber menos fijaciones visibles en el mecanismo de cierre o en la guía de deslizamiento, es menos probable que el cierre sea manipulado o vandalizado.

También cuenta con cierre controlado, amortiguación de apertura y golpe final para el cierre. Esta funcionalidad los hace perfectos para su uso en escuelas y residencias de ancianos.

Cierrapuertas electromagnéticos

Si es necesario mantener abierta una puerta cortafuegos, se debe utilizar un dispositivo cierrapuertas electromagnético para mantener abierta una puerta cortafuegos de forma legal y segura en zonas de tráfico intenso. Se cierra automáticamente cuando se activa una alarma de incendio para garantizar la seguridad contra incendios y los requisitos legales.

Cierrapuertas de suelo

Los cierrapuertas de suelo proporcionan una forma casi invisible de garantizar que las puertas vuelvan a cerrarse, manteniendo la seguridad en primer lugar sin comprometer la estética. Son especialmente adecuados para puertas de suelo a techo con dimensiones especiales.

Se integran en el suelo o en la propia puerta y son ideales cuando se requiere un diseño mínimalista y sencillo, así como en áreas de uso intensivo. Este tipo de cierre se utiliza habitualmente en centros comerciales, edificios de oficinas, viviendas particulares de gama alta y hoteles.

Cierrapuertas para puertas cortafuego

Los cierrapuertas desempeñan un papel clave en la búsqueda del equilibrio entre la seguridad contra incendios y la accesibilidad, por lo que la especificación, instalación y mantenimiento del producto resultan cruciales.

En caso de incendio, los cierrapuertas son fundamentales para ayudar a cerrar y fijar la puerta en su marco. Para cumplir con la normativa BSEN1154, el cierrapuertas menos potente que se puede utilizar en una puerta cortafuego es de fuerza 3. Cuanto más pesada sea la puerta, más fuerza deberá ofrecer el cierrapuertas. La potencia más pequeña (3) es para hasta 60kg y 950mm de ancho, mientras que la potencia mayor (6) es para hasta 120kg y 1400mm de ancho. Todos los cierrapuertas instalados en puertas cortafuego deben tener la marcado CE o UKCA.

Ventajas de los controles de puerta ARRONE

Hay cierrapuertas ARRONE para montaje estándar en puerta (lado de tiro y lado de empuje), montaje en travesaño (lado de tiro y lado de empuje) y brazo paralelo (lado de empuje) en función de las necesidades del proyecto.

Un montaje estándar sobre la puerta se consiste instalar el mecanismo del cierrapuertas sobre la hoja de la puerta y el brazo de cierre o la guía deslizante se monta en el marco de la puerta. Se utiliza un montaje en travesaño cuando el mecanismo de cierre no se puede montar sobre la hoja de la puerta. En este caso, se monta el mecanismo de cierre en el marco de la puerta y el brazo de cierre o la guía deslizante se monta en la puerta.

Además de ser prácticos de instalar, la gama de controles para puertas ARRONE ofrece características tales como:

Amortiguación

La amortiguación ofrece resistencia a aperturas entre 70° y 90° cuando la puerta se abre con excesiva fuerza. Esto ayuda a impedir daños en marcos de puertas y edificios, en particular cuando la apertura está restringida.

Cierrapuerta ARRONE - Amortiguación

Acción retardada

La acción retardada ralentiza la velocidad de cierre de la puerta entre aproximadamente 90° y 65°. La cantidad de retardo puede ajustarse y desactivarse totalmente. Es idónea para lugares en los que las personas necesitan mayor tiempo para salir por las puertas, como hospitales o residencias de ancianos. Debe prestarse atención al tiempo de retardo, ya que las puertas cortafuegos deben cerrarse en un mínimo de 25 segundos para que la acción de retardo no sobrepase este tiempo.

Cierrapuerta ARRONE - Acción retardada

Cierre controlado

Todos los cierrapuertas ARRONE tienen una válvula de ajuste que permite controlar la velocidad de cierre. Esto es efectivo a lo largo de todo el ciclo de cierre excepto cuando se activan la acción retardada o la acción del golpe final.

Cierrapuerta ARRONE - Cierre controlado

Golpe final

La acción del pestillo permite ajustar los últimos 10° (aprox.) del ciclo de cierre. Permite ajustar el cierrapuertas para salvar un pestillo, burletes corta humos o burletes corta corrientes de aire.

Cierrapuerta ARRONE - Golpe final

Ver las cierrapuertas en el catálogo de productos

Ir al catálogo de productos
endCache 10/c7/69/f5/1c/18/page-content-129317-c769f51c18b4ccda4272c0ecdee6c67c.cache