Ir directamente al contenido de la página Ir directamente a la navegación principal
 
 

DIN 18273

DIN 18273 - Acerca de las puertas cortafuego – www.hoppe.com

Acerca de las puertas cortafuego

Las puertas cortafuego pueden permanecer en uso durante mucho tiempo y, en determinadas circunstancias, tener una vida útil análoga. En caso de que con el tiempo se hiciera necesaria alguna modificación, deben tenerse en cuenta los siguientes puntos.

 

  • Las puertas cortafuego requieren el permiso de la inspección de obras.
  • Las puertas cortafuego autorizadas no pueden sufrir ninguna alteración ni modificación.

 

Según DIN 4102, parte 5, son puertas cortafuego las puertas o portalones de cierre automático destinados a evitar la propagación del fuego. Las puertas cortafuego se diferencian por el tiempo que son capaces de resistir al fuego (T30 = 30 minutos, T60, T90 o T120). Las puertas cortafuego deben cumplir los siguientes requisitos básicos:

 

  • Cierre automático
  • Requisitos técnicos de protección contra incendios establecidos (es decir, deben evitar la propagación del fuego)
  • Funcionamiento fiable y conservación por un espacio de tiempo largo (200.000 cierres y aperturas)

 

 

¿Cómo ha de estar construido un juego de manillas cortafuego?

Las manillas cortafuego tienen que estar construidas con arreglo a los requisitos establecidos en DIN 18273, a fin de garantizar la función cortafuego. Esta norma es aplicable a todos los juegos de manillas cortafuego utilizados en puertas cortafuego o puertas antihumo. Además del juego de manillas, las puertas cortafuego deben contener otros componentes a prueba de fuego, como la cerradura, las bisagras, los cierrapuertas, etc.. Si se utiliza una pieza no homologada en una puerta cortafuego, se corre el riesgo de incumplir los requisitos indicados más arriba.

 

 

Los juegos fabricados con arreglo a DIN 18273 deben poseer las siguientes características principales:

  • Los materiales y la estructura de los juegos de manillas para puertas cortafuego deben garantizar que, bajo apertura reglamentaria y uso según lo previsto, no se vea mermado el comportamiento cortafuego ni el funcionamiento continuado de la puerta.
  • El cuadradillo debe ser de acero, con un perfil de 9 mm x 9 mm y sin división longitudinal.
  • Cuando el juego de manillas para puertas cortafuego (por ejemplo, de aluminio) esté hecho de un material con un punto de fusión inferior a 1.000 ºC (300 °C para puertas antihumo), por regla general deberá aplicarse un material con un punto de fusión superior a 1.000 ºC a los componentes decisivos en el funcionamiento (núcleo de acero de la manilla/base de acero de las placas y rosetas). Es importante que la puerta cortafuego siga operativa aun después de un incendio.
  • Los juegos de manillas para puertas cortafuego deben soportar el ensayo de larga duración (200.000 aperturas y cierres, en juegos para puertas de hoja pasiva, 100.000) sin acusar desperfectos como deformaciones o grietas.
  • A fin de evitar accidentes, las puertas situadas en vías de evacuación deben estar provistas de una manilla con un diseño adecuado para la situación (por ejemplo, acodado hacia la hoja de la puerta).

 

 

Los juegos cortafuego de HOPPE se ajustan a DIN 18273 (utilizable hasta T90)

 

Los juegos cortafuego de HOPPE se ajustan a DIN 18273 (utilizable hasta T90)

Todos los juegos cortafuego de HOPPE están provistos de tetones largos para un grosor de puerta relativamente grande. En los juegos de rosetas y placas cortas, el diámetro exterior de los tetones ha sido reducido de 7 mm a 6,2 mm en la parte exterior; de ahí que el paso de la cerradura, según el diseño constructivo de la puerta (de ser necesario), debe ser de al menos 6,5 mm en los juegos de rosetas y placas cortas (véase dibujo). Si este no es el caso, indíquenos la medida del paso de la cerradura y el grosor exacto de la puerta.

 

Juego cortafuego pomo/manilla de HOPPE

Los juegos cortafuego pomo/manilla de HOPPE están provistos de un pomo fijo y de un cuadradillo con tuerca métrica para pomo fijo. En las vías de evacuación solo pueden utilizarse juegos pomo/manilla cuando la dirección de evacuación esté determinada claramente.

 

Juegos de manilla antipánico (FS-AP)

Los juegos de manilla antipánico (FS-AP) suelen emplearse en puertas situadas en vías de evacuación. Por eso es preciso elegir un modelo con la manilla acodada hacia la hoja de la puerta. Los juegos de manilla para cerraduras con función antipánico deben poseer un soporte giratorio y resistente a la tracción.
Todos los juegos cortafuego de HOPPE existen únicamente en la versión con soporte resistente a la tracción/giratorio (f/d) (impidiendo así que la fuerza ejercida pueda transmitirse a la cerradura).

 

Juego de manilla unilateral para puertas de hoja pasiva (FS-SF)

Los juegos de manilla unilateral para puertas de hoja pasiva (FS-SF) de HOPPE presentan una placa exterior o bien una roseta exterior ciega. El cuadradillo puede ser ajustado por el cliente según la ubicación de la cerradura.

 

 

 

Importante:

Los juegos de manillas cortafuego según DIN 18273 figuran en la lista normativa de construcción A de las ordenanzas de construcción nacionales y deben disponer del certificado de conformidad como prueba de su utilización. La entidad certificadora y supervisora reconocida extiende el certificado de conformidad con la condición de que el producto cumpla la normativa técnica procedente (en este caso, DIN 18273), esté sujeto a un control de producción interno continuo y una supervisión externa por parte de la entidad certificadora.

Los juegos de manillas cortafuego (no los elementos individuales cortafuego) están certificados por la entidad certificadora Materialprüfamt-Nordrhein-Westfalen (MPA-NRW), llevan la marca “Ü” y aseguran al proyectista la posibilidad de presentar la prueba de su utilización ante las autoridades pertinentes.